131 desaparecidos en Brasil por tragedia minera

tragedia minera en Brasil

Hace aproximadamente un mes ocurrió una de las tragedias más grandes relacionada a la industria minera en Brasil.

La tragedia se generó debido a la ruptura de un dique minero de la compañía Vale, en Brumadinho, en el estado de Minas Gerais (sudeste) en donde se produjo el peor desastre ambiental de Brasil hace tres años atrás.

Se trató de la ruptura de la represa Mariana en noviembre del 2015 ocurrida a 125 km de distancia.

Para ese entonces fueron 19 los muertos y un gran nivel de contaminación por residuos en ríos y tierras de dos de los estados brasileños a lo largo del río Doce.

La represa pertenecía a Samarco, una empresa también controlada por Vale y la anglo-australiana BHP Billiton.

El accidente actual

En el actual siniestro, se han llegado a registrar las desafortunadas muertes de 179 personas y la desaparición de 131.

Los equipos de rescate siguen trabajando en la búsqueda de los desaparecidos esperando que se encuentren en buen estado.

Durante estas cuatro semanas la operación de búsqueda y rescate de las víctimas de la tragedia ha atravesado varias fases.

Así mismo se han valido de diversas técnicas para lograr encontrar supervivientes a tiempo.

Sin embargo, para este punto descartan la posibilidad de encontrar a personas con vidas de los 131 desaparecidos.

Esto debido al escenario caótico y a las condiciones en las que evidentemente están esas personas.

Los desaparecidos se encuentran presuntamente entre una montaña de barro que se generó a raíz de la tragedia y que podría llegar hasta los 15 metros de profundidad.

Cabe destacar que este acontecimiento arrastró consigo múltiples viviendas, tractores e incluso un puente que quedaron destrozados o cubiertos por el lodo.

Algunas observaciones

El teniente coronel de los Bomberos, Anderson Passos, pidió paciencia y calma para esta situación.

“Se hacen excavaciones que tienen que tener un método, una tecnología, se debe tener organización” fueron sus palabras.

Los trabajadores están realizando un arduo trabajo para encontrar a los desaparecidos con turnos que parten desde las 5 de la mañana en cuanto despiertan los equipos de rescate.

Parten con una reunión en la que se pautan los trabajos que se realizarán en el día y los objetivos que se deberán alcanzar.

Siempre haciendo énfasis en la seguridad y en los resguardos que deben tomar los trabajadores ante situaciones especificas.

“Los equipos van al terreno y cuando regresan al final del día nos hacen un resumen de cómo fue todo. Basándonos en lo que nos cuentan realizamos una reunión para preparar la estrategia y labores del día siguiente” explicó Passos.

Alrededor de 500 personas han trabajado en la búsqueda y rescate de victimas del siniestro.

Sin embargo, el propio funcionario de bomberos indicó que ahora el proceso se encuentra en otra fases y no se necesitan a tantas personas.

Más bien, aclara que es necesaria la ayuda de máquinas para aumentar la efectividad en las excavaciones.

Lo cierto es que esta tragedia ha acabado con la vida de cientos de personas, desatado la contaminación y provocado pérdidas millonarias de materiales.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *